El Desfibrilador Externo Automatizado (DEA)

El corazón y sus latidos se activan con impulsos eléctricos, los cuales al fallar causan que el corazón lata irregularmente y comience a temblar. Esto se conoce como Fibrilación Ventricular. El Desfibrilador externo automatizado provee un pequeño shock eléctrico para que el corazón recupere sus latidos normales. Es por esto que la desfibrilación es vital para la cadena de supervivencia.

Un Desfibrilador Externo Automatizado (DEA) es un dispositivo que analiza el ritmo cardíaco e indica si es necesario aplicar una descarga eléctrica para reestablecer los latidos del corazón.  El DEA funciona mediante dos almohadillas pectorales, las cuales analizan la necesidad del corazón de un shock eléctrico. Algunos desfibriladores proporcionan automáticamente la descarga (como el que usaras en el curso de Red Life) y otros son manuales, para que el rescatista o médico lo aplique.

Cada minuto cuenta

Esta probado que la única manera de tratar fibrilación ventricular del corazón es con desfibrilación temprana, aunque desfibrilación solo es efectivo si es administrado en los primeros minutos después del paro cardiaco.

Un articulo publicado en el New England Journal of Medicine sugiere que la desfibrilación es mas efectiva si es aplicada durante los primeros 3 minutos después del colapso del paciente. También establece que de 28 pacientes que sufrieron paro cardíaco y fueron tratados con desfibrilación temprana, 86% salieron de la situación vivos comparado a menos de 6% de sobrevivencia de pacientes que no reciben desfibrilación.

La disponibilidad es clave

Para maximizar la eficiencia de desfibrilación, un DEA debería de ser usado antes de que se cumplan 5 minutos desde colapso del paciente.  Idealmente, siempre debería de haber un DEA cerca. 

La realidad es que el 93% de latinoamericanos nunca ha visto un desfibrilador y 85% no saben que es.  Menos de la mitad de las ambulancias y menos de 10% de los vehículos de bomberos tienen un desfibrilador abordo.  Una de las metas de Red Life es incrementar el número de desfibriladores disponibles en vehículos de primeros auxilios, escuelas, centros comerciales y otros lugares de alto riesgo de paro cardíaco.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *